Ir al contenido principal

Ley del más fuerte vs Cooperación


  Dicen que las teorías de Darwin y Lamarck enfrentan dos modelos de vida, pero en realidad se complementan, aunque en algunas circunstancias solo sobreviva el más fuerte, la relación entre iguales permite sobrevivir a más individuos si cooperan, sin ser necesariamente más fuertes.

  Pero como siempre esta sociedad y la mente concreta, lo polarizan todo. La sociedad no puede vivir sin buenos y sin malos, sin blancos y sin negros, necesita enfrentar las cosas que no son más que gradientes de un mismo concepto.

  Así, la ley del más fuerte nos individualiza, nos lleva a utilizar para nuestra supervivencia una pirámide como la de “Maslow”, donde prevalece en primer lugar la fisiología, pero sin embargo la cooperación nos autorrealiza, incorpora nuestra pirámide individual como porción a un conjunto nuclear donde la autorrealización nos permite alcanzar nuestras necesidades más primarias.

  Entonces ¿por que vivimos día a día en la ley del mas fuerte?, si la tendencia es a la agrupación, creamos familias, pueblos, ciudades y sabemos que avanzamos más como grupo, ¿por que nos apuñalamos unos a otros, día a día, para ser más que los demás? Pues muy sencillo, a unos pocos les interesa seguir viviendo del sudor del de enfrente y lo triste es que en esta sociedad a calado el discurso de “primero yo y el que venga detrás que se apañe”, así de tristes somos.

  Y esto no va de socialismos, comunismos o liberalismos, esto va de EDUCACIÓN, de enseñar a a la gente a pescar en vez de darle el pez ya cocinado. Educar para enorgullecerse de los logros de los demás y tener ganas de lograrlo tu también, no estar deseando que al otro se lo coman los gusanos para que a ti te quede un poco más. Educar para crear más, no pelearse por una tarta, sino enseñar a cocinar más tartas. En esta sociedad la gente encima que se apuñala, lo hace por migajas y no ven más allá de su satisfacción, no han sido educados para crear, son muñequitos del sistema educados para consumir lo que se les pone debajo de la nariz.

  Así, que si no hemos sido educados para crear, reeduquémonos, creemos una sociedad nuclear real, busquemos la autorrealización para conseguir vivir mejor, pisarnos los unos a los otros solo nos permite sobrevivir, ayudémonos los unos a los otros para empezar a vivir.


Foto de cabecera: Miguel Á. Padriñán

Kristal Calvo - Activista Trans y Divulgadora

Instagram        YouTube       Facebook       Twitter       LinkedIn


Comentarios

Entradas populares de este blog

Automaltrato, asesino invisible

  M i experiencia con el automaltrato es amplia y dilatada en el tiempo, lo llamo el asesino invisible, pero realmente lo podemos observar todos los días frente al espejo, fijaros bien en el porque es el rostro de quien más fácilmente puede poneros en peligro y acabar con vuestra vida.   H ablo del automaltrato psicológico que nos infligimos después de haber pasado por el maltrato psicológico del exterior, el maltrato psicológico social que todas las personas debemos soportar en nuestro día a día. Nadie se libra de ello y por consiguiente ya podéis imaginar como en el colectivo Trans actúa ese asesino invisible después de pasar por el escarnio diario al que se nos somete.   Pero no se trata de quien sufre más o menos, se trata de que todas sufrimos, no se trata de victimizarse, sino de ser conscientes de lo que hacemos y poder revertir los resultados. Debemos en primer lugar ser conscientes de lo que es el maltrato psicológico, esa forma de agresión donde alguien ejerce su poder sobre

La Marca Personal

    La Marca Personal amigas, eso que ahora venden como algo nuevo, pero que nos hemos pasado toda una vida desarrollándola. Un concepto de desarrollo personal que se ha puesto de moda, pero que no es nada nuevo. Todas quisimos dejar huella alguna vez entre nuestros iguales, quisimos ser el alma de la fiesta, ¿y qué era eso sino desarrollar nuestra marca personal? Como se nos veía, como se nos entendía, como vivíamos la vida, en definitiva como nos relacionábamos con nuestro entorno. Y ahora se nos vende que somos una marca, un producto, que debemos mostrarnos profesionales y así alcanzar las mayores cuotas de éxito en nuestro ámbito laboral.   Y caemos en las garras del mercado, deseamos crear un producto atractivo, brillante, deslumbrante, ser influyentes, marcar el paso, quedar por encima del resto y lo único que hacemos es seguir revisti é ndonos de capas y disfraces que ocultan la verdad, postureo puro y duro. Porque cuando pasa ese momento, el mercado nos escupe y desprecia como

Descubre tus capacidades

  Todas tenemos capacidades que nos permiten desarrollar nuestros proyectos, habilidades innatas o adquiridas. P orqué la pr á ctica hace maestros y ser buen a en algo no implica que no se deba entrenar, aprender o perfeccionar un poco más, si eres buena, s é mejor.   Y esas capacidades nos van a permit ir igualmente vender nuestra profesión en el mercado, pero debemos tener en cuenta una de estas dos posibilidades :   1 - Yo sé hacer algo que los demás conocen, algo que tiene remuneración económica. Tengo en mis manos una profesión y mucha gente hace lo que yo hago, si consigo que la gente me descubra seré una más que tiene algo que los demás necesitan y por lo tanto tendré ingresos. Debo conseguir que descubran mis capacidades y que estén deseando pagarme por utilizarlas.   2 - Yo s é hacer algo que los demás no conocen, algo que nadie piensa que pueda tener remuneración económica. Tengo en mis manos una profesión por descubrir, a lo mejor nadie hace lo que yo hago, si consi