Ir al contenido principal

Necesitamos un "PLAN"

  Todas necesitamos un plan para volver a comenzar y no hablo del gran plan definitivo que nos encumbre a los altares del éxito, simplemente necesitamos un plan, aunque sea pequeño, pero un buen plan, que sea realista y que se adapte a nuestro día a día, ya que muchas de nosotras nos encontramos en situaciones distintas y tenemos que atender diferentes ocupaciones.

  Ahora os voy a dar unas claves de como yo me he organizado para llevar a cabo todo este proyecto, un proyecto que se va a ir desarrollando a la vez que publique y trabaje en los contenidos del mismo, el proyecto esta vivo y voy a tener que redirigirlo en varias ocasiones, así que tengo que desarrollar un sistema de fechas y calendarios flexible, adaptable a las circunstancias y eso para mí ya es un reto, ya que soy muy rígida y perfeccionista.

  Los problemas que muchas tenemos suelen estar en la base de buscar la perfección, pero para eso tenemos el “Plan” compuesto por los objetivos, las actividades y el calendario. Sin este “Plan” no vamos a ningún sitio. Así que comencemos.


Paso número uno: Objetivos

  Debemos comenzar a definir nuestros objetivos, pensar donde queremos llegar, cual va a ser la finalidad de lo que vamos a realizar. Piensa que aunque te guste hacer una cosa, esa cosa necesita un objetivo, si fabricas cosas seguramente tu objetivo sea venderlas, si escribes cosas querrás publicarlas para poder venderlas, si creas arte seguramente tu objetivo final sea venderlo para poder seguir dedicándote a lo que te gusta. En definitiva tu objetivo es dedicarte a lo que te apasiona y que puedas vivir de ello. Por lo tanto si acabas de leer esto y no quieres vivir de la profesión que te apasiona, puedes seguir con tus hobbys y con ese trabajo que no te autorrealiza. Yo pretendo que cada una encuentre su vocación y lo que realmente le gusta hacer en su vida, no quiero que trabajéis, quiero que seáis profesionales y améis vuestra profesión, sea la que sea.

  Es necesario interiorizar que si no definimos lo que queremos hacer, cuales serán nuestros objetivos, no podremos empezar a decidir que hacer, ni poner fechas o plazos para llevarlos a cabo. Para esta labor mi recomendación es coger papel y lápiz, y si fuera necesario, pasar unos días apuntando ideas que ya estén en nuestra cabeza. Nadie esta en la cabeza de los demás, por tanto ninguna idea es mejor ni peor, solo necesitamos planteárnoslas y empezar a darles forma.

  Podéis hacer dos o tres divisiones si veis necesario plantear objetivos a corto, medio y largo plazo, en mi caso el largo plazo es de un año, el medio puede ir por meses o trimestres y el corto son las tres semanas que tengo a la vista.


Paso número dos: Actividades

  Esto va a ser una de las partes que más tiempo nos puede llevar y aquí deberemos distinguir entre las actividades generales y las especificas de la labor que cada una va a desarrollar.

  Si una persona quiere escribir un libro su actividad especifica sera la de escribir, pero existen actividades generales que todas debemos desarrollar para abordar las actividades especificas o para aportarles valor añadido, así que ahora enumeraré las actividades básicas que a mi parecer siempre deberían aparecer en nuestros planes:

  Al Inicio del Proyecto o Fase de proyecto

- Definir que vamos a hacer exactamente, por ejemplo si nuestro objetivo es escribir un libro, aquí deberíamos definir que tipo de libro vamos a escribir o si fabricamos algo deberíamos acotar perfectamente que vamos a hacer y que no vamos a hacer o que materiales usaremos y cuales no, esto dependerá mucho de la actividad específica y ahí cada una es la especialista.

- Labores específicas que desarrollamos y sus tiempos, para posteriormente poder ajustar el calendario, en el caso de crear algún objeto posiblemente debamos Dibujar, Diseñar, Recopilar Materiales y todo esto debemos tenerlo en cuenta para poder repartir las actividades en el tiempo.

- Realización del Calendario.

- Definir a quien va dirigida nuestra labor, no vale decir que es para todos, debemos especializarnos y ser muy concretas o nos diluiremos, debemos concentrarnos en objetivos específicos (“Target”)

  Durante el resto del proyecto:

- Revisión semanal de Calendario y ajustes si fuesen necesarios, esta evaluaciones son imprescindibles para saber que cumplimos con la realización de actividades y objetivos, sobre todo en el corto plazo.

- Fechas Límite, plazos de entrega (“Deadlines”)

- Revisión de Red de Contactos (“Networking”)

- Desarrollar Tácticas de Comunicación

- Desarrollar la Marca Personal

  Para mí esto seria lo básico y como podéis ver ya es mucho trabajo, pensar que si no nos diferenciamos y creamos una marca personal nos diluiremos en el resto de la oferta que exista de lo que realicemos. Muchos de estos puntos los desarrollare más adelante en nuevos artículos, ya que son de mucho interés y de mucho calado.


Paso número tres: Calendario

  Por lo tanto, paso número tres de nuestro “Plan”, definir un calendario de actividades que nos permita avanzar y evitar el desastre, que nos mantenga a flote, nadie quiere despertar a la bestia destructora como ya explique en el anterior artículo, queremos ser bestias constructoras y aprovechar toda nuestra energía.

  En este último paso os recomiendo que os enfoquéis en 3 cosas:

Crear “El Calendario”, Crear Espacios, y Imponer Fechas Límite.


1 - Crear “El Calendario”

  Hacerlo como queráis, usar todos los colores y papeles que necesitéis, en un primer momento solo necesitáis entenderlo vosotras, si no vais a compartir esa información, de momento, con ningún equipo de trabajo, os da igual que nadie más lo entienda, yo siempre digo que el primer Plan es un esquema mental de nuestras ideas, cada mente, cada cerebro, son únicos, como nosotras mismas.

  Eso sí, os voy a dar tres elementos mínimos que considero deben de aparecer en un buen calendario o calendarización, que seria la palabra más correcta:

- Un Horario Laboral. En mi caso yo tengo una distribución horaria desde que me levanto hasta que me acuesto y tengo en cuenta las horas que necesito de descanso y intento obtener un número de horas para mis actividades laborales. Aquí obtendremos tantos horarios como personas existen en el mundo, pero programarse el día es tan importante que desarrollare más adelante un articulo solo para poder hablar de la organización diaria.

-Un Calendario Semanal. Yo he desarrollado un calendario con 3 semanas, la semana en la que me encuentro y las dos siguientes, en este calendario vuelan los “postits” con anotaciones de actividades y fechas límite.

Es muy importante que tengáis una visión clara a dos semanas vistas y como va a tener que desarrollarse nuestra actividad. Si no creamos espacios y momentos para trabajar, estaremos perdidas.

- Un Calendario Mensual/Anual. Finalmente el calendario por meses que abarca todo un año, este en muchos casos puede ser el menos importante, yo uso la aplicación del móvil y anoto fechas, actividades importantes, combinando la vida privada, con la laboral y los proyectos, una visión más global . A mí que me avise la aplicación de ciertas cosas me da la vida, si no se me pasarían muchas y tengo que confesar que así y todo, he olvidado algunas cosas estando apuntadas y usando avisos, soy un caso.


2 - Crear espacios

  Necesitamos crear espacios de trabajo y de descanso, pero no hablo del espacio físico necesario para realizar la actividad, sino del espacio previo que necesitamos para ubicarlo y hacerlo realidad, estoy hablando de fechas y horarios, si no hacemos este ejercicio de consciencia con nuestras actividades y no les damos el valor que tienen, no les damos el espacio en nuestras vidas para realizarlas, veremos como todo queda en simples intenciones que se las lleva el viento.

  Evidentemente una vez hemos puesto día y hora para nuestras actividades es cuando deberemos pensar como y donde vamos a realizarlas físicamente, es muy importante definir ese espacio (aunque sea mínimo) de trabajo donde ubicar nuestros calendarios, esquemas y anotaciones, se de gente que simplemente tiene un panel móvil y lo va ubicando allá donde puede ponerse a realizar sus actividades, pero ese panel es su brújula, su referencia y su guía.

  Y debemos tomar consciencia de que descansar es una actividad súper importante que nos va a permitir retomar posteriormente con energías renovadas todos nuestros proyectos. Una de las cosas que me pasaba a mi siempre es la de no dar importancia a los descansos, no programarlos y por ende, verme sumergida después en un caos organizativo al pensar que he estado perdiendo el tiempo y zanganeando, cuando en realidad necesitaba desconectar y reponer fuerzas para alcanzar todos mis objetivos.


3 - Imponer Fechas mite

  Por último, las Fechas Límite, la antítesis de la perfección, cuando cumplimos una fecha límite tenemos un trabajo acabado, y claro está que siempre podría hacerse mejor, pero nuestro tiempo es finito, es preferible tener algo y presentarlo, a darle vueltas y vueltas a lo mismo, y que nunca vea la luz.

  Hay que quitarse los miedos a fallar, a no gustar, a no ser aceptada nuestra obra, porque siempre habrá a quien no le guste. Si nunca hacemos nada, si todo se queda en un cajón por miedo al fracaso, entonces ya hemos fracasado sin haberlo intentado.

  Por lo tanto es súper-hiper-mega-importante ser capaces de mostrar lo que realizamos, dar valor a nuestro trabajo y al tiempo dedicado, si no lo hacemos nosotras, si no creemos en nosotras, nadie se lo va a creer.


  En definitiva si conseguís desarrollar vuestros propio “Plan” ya sera hora de que desterréis la idea de que los fallos y los fracasos son cosas negativas, fallar y fracasar nos acerca más al éxito, a nuestros objetivos, nos perfecciona, desarrollar un “Plan” es lo primero que debemos hacer para alcanzar nuestra metas.


Base imagen de cabecera: Tirachard Kumtanom

Kristal Calvo - Activista Trans y Divulgadora

Instagram        YouTube       Facebook       Twitter       LinkedIn


Comentarios

Entradas populares de este blog

20N día de la Memoria Trans #TDOR2020

  El 20 de noviembre las personas Trans no celebramos nada, es nuestro día para el recuerdo y la memoria de las personas Trans que murieron siendo ellas mismas.   Lo que recordamos en un día como este son cosas como que se nos considerara enfermas mentales hasta junio de 2018, en un registro de enfermedades como la CIE-11, y que todavía no sepamos el tiempo que nos costará que la sociedad olvide lo que la medicina decía de nosotras.   Esa condición impuesta de enfermas mentales es, para muchos de los asesinos, la carta que los valida frente a su sociedad, frente a sus sistemas, porque este es un problema global y que sucede en todo el mundo. Entre octubre de 2019 y septiembre de 2020, existen 350 registros de personas Trans asesinadas por su condición de género en todo el mundo. Y yo me pregunto ¿cuantas realmente habrán muerto sin que lleguemos nunca a saberlo? ¿cuantas quedan fuera del recuento por miedo, oscurantismo y vergüenza en sus familias, comunidades o ciudades?   Además, que

Automaltrato, asesino invisible

  M i experiencia con el automaltrato es amplia y dilatada en el tiempo, lo llamo el asesino invisible, pero realmente lo podemos observar todos los días frente al espejo, fijaros bien en el porque es el rostro de quien más fácilmente puede poneros en peligro y acabar con vuestra vida.   H ablo del automaltrato psicológico que nos infligimos después de haber pasado por el maltrato psicológico del exterior, el maltrato psicológico social que todas las personas debemos soportar en nuestro día a día. Nadie se libra de ello y por consiguiente ya podéis imaginar como en el colectivo Trans actúa ese asesino invisible después de pasar por el escarnio diario al que se nos somete.   Pero no se trata de quien sufre más o menos, se trata de que todas sufrimos, no se trata de victimizarse, sino de ser conscientes de lo que hacemos y poder revertir los resultados. Debemos en primer lugar ser conscientes de lo que es el maltrato psicológico, esa forma de agresión donde alguien ejerce su poder sobre

Mitos Ejercicio Físico: Solo para fines estéticos

 Aunque la gente utilice el ejercicio solo con fines estéticos, no es consciente del beneficio que produce interiormente a su organismo. El problema suele venir cuando realmente no se es consciente del beneficio interno y se infrautiliza el ejercicio, realizando solo actividades específicas para obtener una visión del cuerpo idílica o impuesta por las modas. En definitiva, se secuestra el ejercicio para someterlo a los cánones de belleza del momento.  Evidentemente los cambios físicos son más evidentes, pero los cambios internos, que no podemos identificar, superan con creces a los físicos, que además, en muchas ocasiones por la morfología del cuerpo no podemos adaptarlo a un canon de belleza determinado.  Internamente conseguimos un sistema cardiovascular más eficiente, un sistema respiratorio que aumenta su capacidad, un sistema circulatorio que reparte mejor los nutrientes y un sistema inmunológico más activo y menos propenso a caer en la enfermedad.  Se piensa muchas veces que cual