Ir al contenido principal

Ser Mujer Trans

  No debería ser necesario que diera explicaciones sobre mí género sentido, pero como divulgadora y activista me veo en la obligación de hablar por muchas como yo que no pueden visibilizarse, mostrarse o empoderarse, personas que sufren con un silencio que en muchas ocasiones les salva la vida, un silencio que evita que engrosen la lista de personas golpeadas, vejadas y asesinadas en el mundo, por su orientación sexual o identidad de género.

  Vivo en una sociedad donde se me permite expresarme libremente, aunque puedo seguir siendo golpeada, vejada y asesinada, la única diferencia es la dificultad que encuentren los agresores y la aceptación de ciertos comportamientos por la sociedad que me rodea, en la cual, afortunadamente, me siento más protegida y respetada que en otros lugares del mundo.

  Por si no tuviéramos suficiente con luchar por nuestros derechos contra grupos de una sociedad rancia y trasnochada, ahora se destapan con más fuerza y ahínco, las TERF (acrónimo en inglés que se traduce como «Feminista Radical Trans-Excluyente»), un movimiento que nace en los 70, que nos excluye a las mujeres Trans del feminismo porque consideran que no somos mujeres.

  Un feminismo que en estos momentos del siglo XXI parece que vive su cuarta ola, las tres anteriores supusieron grandes pasos y logros en la lucha por la igualdad y la equidad, aunque no ha sido hasta la revolución que han supuesto las redes sociales, que han conectado definitivamente a todas las mujeres del mundo, permitiendo llevar todos los discursos a toda la sociedad, que el feminismo se ha vuelto realmente global y comienza a no discriminar por raza o lugar de nacimiento, por que el feminismo no fue nunca tan inclusivo con todas las mujeres del mundo como lo es a día de hoy.

  Pues cinco décadas después siguen estas mal llamadas “feministas”, las TERFS, queriendo mantener al feminismo en posturas rancias y anacrónicas. Cuando el feminismo ha buscado deshacer el género, vienen ellas y se apropian del género mujer, y para rizar el rizo, suplantan el termino Hembra por el termino Mujer, dicen que las mujeres Trans no son mujeres cuando lo que quieren decir es que no somos hembras, evidentemente que no lo somos. Nosotras no podemos ser hembras, pero sí nos podemos sentir mujeres, por que el Género Mujer es una construcción social, son comportamientos, actividades y atributos que una sociedad considera que son los que corresponden a una mujer, llenos de estereotipos, prejuicios y de influencias marcadas por las relaciones de poder en una sociedad de marcado ámbito patriarcal.

  Y ahora vienen estas iluminadas a decir que solo ellas son “mujeres” por que tienen una matriz, un útero que les permite crear la vida. Muy bien, entonces todas las “mujeres” con útero que no pueden crear la vida por diferentes motivos, tampoco son “mujeres”. Entonces, qué pasa, ¿qué solo violan a “mujeres” con útero, solo matan a “mujeres” con matriz?

  A ver si lo entendéis, las mujeres Trans son mujeres porque se identifican con una construcción social denominada Mujer, no somos hembras, ya sabemos que no podemos tener descendencia por nosotras mismas y bastante que nos jode a más de una, como a muchas hembras, que identificándose o no con el Género Mujer, no pueden dar la vida a esas criaturas que tanto desean.

  A las mujeres Trans, por identificarnos con ese Género, nos golpean, vejan y asesinan como a cualquier otra mujer los mismos individuos indeseables por los que nació el feminismo. Por lo tanto si el problema es que no os gusta la redacción de alguna ley y la indefensión que puede generar a todas las mujeres, explicarlo y decirlo sin atacarnos, sin menospreciarnos, sin degradarnos. Luchar contra la sociedad machista y patriarcal que nos a subyugado todo este tiempo y en la que residen todos los males que soporta una mujer, pero no nos tiréis a los leones, no os creáis más mujer que otra, porque a todas nos pueden golpear, vejar y asesinar por decir que somos mujeres.


Foto de cabecera: Dean Shim

Kristal Calvo - Activista Trans y Divulgadora

Instagram        YouTube       Facebook       Twitter       LinkedIn



Comentarios

Entradas populares de este blog

Automaltrato, asesino invisible

  M i experiencia con el automaltrato es amplia y dilatada en el tiempo, lo llamo el asesino invisible, pero realmente lo podemos observar todos los días frente al espejo, fijaros bien en el porque es el rostro de quien más fácilmente puede poneros en peligro y acabar con vuestra vida.   H ablo del automaltrato psicológico que nos infligimos después de haber pasado por el maltrato psicológico del exterior, el maltrato psicológico social que todas las personas debemos soportar en nuestro día a día. Nadie se libra de ello y por consiguiente ya podéis imaginar como en el colectivo Trans actúa ese asesino invisible después de pasar por el escarnio diario al que se nos somete.   Pero no se trata de quien sufre más o menos, se trata de que todas sufrimos, no se trata de victimizarse, sino de ser conscientes de lo que hacemos y poder revertir los resultados. Debemos en primer lugar ser conscientes de lo que es el maltrato psicológico, esa forma de agresión donde alguien ejerce su poder sobre

La Marca Personal

    La Marca Personal amigas, eso que ahora venden como algo nuevo, pero que nos hemos pasado toda una vida desarrollándola. Un concepto de desarrollo personal que se ha puesto de moda, pero que no es nada nuevo. Todas quisimos dejar huella alguna vez entre nuestros iguales, quisimos ser el alma de la fiesta, ¿y qué era eso sino desarrollar nuestra marca personal? Como se nos veía, como se nos entendía, como vivíamos la vida, en definitiva como nos relacionábamos con nuestro entorno. Y ahora se nos vende que somos una marca, un producto, que debemos mostrarnos profesionales y así alcanzar las mayores cuotas de éxito en nuestro ámbito laboral.   Y caemos en las garras del mercado, deseamos crear un producto atractivo, brillante, deslumbrante, ser influyentes, marcar el paso, quedar por encima del resto y lo único que hacemos es seguir revisti é ndonos de capas y disfraces que ocultan la verdad, postureo puro y duro. Porque cuando pasa ese momento, el mercado nos escupe y desprecia como

Descubre tus capacidades

  Todas tenemos capacidades que nos permiten desarrollar nuestros proyectos, habilidades innatas o adquiridas. P orqué la pr á ctica hace maestros y ser buen a en algo no implica que no se deba entrenar, aprender o perfeccionar un poco más, si eres buena, s é mejor.   Y esas capacidades nos van a permit ir igualmente vender nuestra profesión en el mercado, pero debemos tener en cuenta una de estas dos posibilidades :   1 - Yo sé hacer algo que los demás conocen, algo que tiene remuneración económica. Tengo en mis manos una profesión y mucha gente hace lo que yo hago, si consigo que la gente me descubra seré una más que tiene algo que los demás necesitan y por lo tanto tendré ingresos. Debo conseguir que descubran mis capacidades y que estén deseando pagarme por utilizarlas.   2 - Yo s é hacer algo que los demás no conocen, algo que nadie piensa que pueda tener remuneración económica. Tengo en mis manos una profesión por descubrir, a lo mejor nadie hace lo que yo hago, si consi